Una invasión biológica imparable se extiende por España

El aumento sin precedentes de las especies invasoras en los ecosistemas y su coste económico se han convertido en una bomba de relojería «todavía por evaluar», alertan los científicos. España es uno de los puntos más biodiversos del mundo y la proliferación de estas variedades ya ha provocado «un importante declive en las últimas décadas»

España padece una invasión inexorable y silenciosa. A mitad del siglo XX alguien liberó un visón o se escapó de una granja peletera. Algún otro descuidó su acuario con caracoles manzana hace una década o plantó unas coloridas espigas para adornar su jardín. En 1994 un buque mercante descargó unas palmeras infestadas de un escarabajo rojo voraz. En poco más de un instante se había abierto la puerta a una, dos…incontables invasiones biológicas de especies exóticas que no paran de expandirse y destruir la riqueza natural en España.

El planeta padece una pérdida de biodiversidad «sin precedentes» y en «aceleración», según evidenció la ONU en un informe de 2019. Un millón de especies de plantas y animales están en peligro de extinción.

1. Avispón asiático Galicia, Cantabria, País Vasco, Navarra, Cataluña. Originario del sureste de Asia, llegó desde Francia en 2010 donde se había introducido en un barco de carga de cerámica. El clima templado ha favorecido su expansión por todo el norte peninsular. Tiene gran facilidad para la dispersión. Depreda sobre las abejas e insectos autóctonos. Durante el verano los ataques a las colmenas son muy intensos y dañinos. Primero atacan a las abejas adultas y, una vez acabadas, devoran las larvas por lo que erradican la colonia.

2. Picudo Rojo Canarias, Andalucía, Región de Murcia y Comunidad Valenciana. Escarabajo que llegó a España en 1994 en unas palmeras egipcias plantadas en la provincia de Granada. Está en expansión. Es originaria del sureste asiático donde son una plaga para los cocoteros. En 1917 había llegado a Irak y a mediados de los 80 se declaró plaga en Arabia. Es una grave amenaza para las palmeras autóctonas como el palmito y la palmera canaria. Produce daños invisibles pues crea galerías interiores en la planta tanto en las hojas como el tronco. Acaba produciendo la muerte. Amenaza palmerales de gran importancia cultural como los de Elche, Orihuela o Alicante. Produce importantes pérdidas económicas relacionadas con la jardinería ornamental de palmera.

Leer más… https://www.eldiario.es/sociedad/invasion-biologica-imparable-extiende-espana_1_8528545.html

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*